web statistics

Navidad 2013

–A mi padre, Aurelio Páez Chavira

ODIO (con mayúsculas) el ruido como nunca antes en mi vida. El ruido de los parques y el que hace la luz del sol cuando se estrella sobre las banquetas; los gemidos de los cigarros si me ven (“¡devórame, devórame!”) y el de las botellas que chocan.
Si cierro los ojos, ese cerrar de ojos hace ruido. Si leo, aunque sea en voz baja (baja interior), hago ruido. Si simulo que soy amable y si respondo con delicadeza, hago ruido. Si amo, hago ruido aunque lo haga en silencio. Si camino, si aborrezco, si todo: Hago ruido.
Y esto apenas comienza.
(Si cierro los ojos son los ojos de papá lo que abro.
Si digo una palabra son palabras de papá, las que digo.
Si corro al mostrador de esta aerolínea chafa es papá el que vuela.
Si pido café es papá quien lo pide.
Si leo un párrafo es papá quien me recita.
Si siento dolor es papá quien lo siente.
Si me tapo los oídos es papá quien me grita).
***
Simone, Niño y yo optamos anoche por el silencio. Les hice hígado con sal de ajo y yo metí al horno unas empanadas con queso de cabra y verduras y nos tiramos a la cama en paz. Noche de paz: ahora se qué significa.
Nos dormimos tarde escuchándonos en silencio; la pasamos muy bien. Una buena Navidad.
Ahora estoy en el aeropuerto y, otra vez, el ruido. El frío me cobija pero no soporto tanto ruido. Hay poca gente aquí y aún esa poca gente hace ruido.
No quiero pensar, no quiero escribir: todo hace ruido. No me quiero mover, no quiero viajar, no quiero ver a nadie o extender la mano.
Creo que es el mundo (o mi mundo) el que, mientras se desploma, hace ruido.
(Si me duele un pulmón es a papá a quien le duele.
Si me siento cansado es papá quien se cansa.
Si no me despierto es papá quien se duerme.
Si juego al trompo, si me como un gusano, si dejo el chupón, si quiebro un vidrio, si junto alacranes en un frasco, si nos mudamos a otro barrio del mismo Juárez jodido; si entro a sexto año, si salgo de tercero, si tengo novia, si publico mi primera historia con mi nombre en ella: todo es papá, es papá, es papá, es papá.
Si camino sobre hielo que se rompe, es la fuerza de papá la que me tumba, o la que me lleva).

–Navidad 2013

2 comentarios

  1. Un abrazo, Ale.

  2. Querido Páez, te mando un muy fuerte abrazo solidario. Te estimo mucho, y por lo mismo me duele tu dolor. Ese ruido del que escribiste lo sentí. Ya nos veremos pronto para brindar por su memoria. Descanse en paz…

Responder a Dada Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

Mis destacados

Paracaidas que no abre

Unafuente.com

Buscador

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Sígueme

Seguir @paezvarela en Twitter.