web statistics

OTRO DÍA ||||| COLOFÓN DESDE EL DF; SNIF POR EL ESPERANZA

Bueno, ya de regreso.
IMG_0822.JPGLes cuento –doblado de frío en el DF– que cuando bajamos del Esperanza nos fuimos a La Paz a caminar y a comer rico. La tripulación en tierra estaba compuesta originalmente de cuatro piratas: Cecilia, Steve, Adam y un servidor. Luego, Mat y Miguel nos alcanzaron en un restaurante y comimos rico y nos tomamos unas cervezas. Los dos últimos iban por provisiones para el barco y la casualidad los llevó a nosotros. Comieron y se fueron con su cargamento.
ultimas2.gifDespués nos encaminamos hacia mi hotel. Pedimos unas margaritas cerca de la alberca que jamás llegaron y nos pusimos a andar, simplemente, hasta que dimos con un lugar frente al malecón cuyo nombre no quiero acordarme. Allí encontramos las margaritas anheladas. Fue chistosísimo cómo nuestro científico, que es de un pueblito de Inglaterra y conduce para el Esperanza la investigación de plásticos en el mar, nos pidió la fórmula. Jamás había probado tequila.
No les miento: nos tomamos tres o cuatro. Y cuando menos pensé, todos se habían desaparecido y yo iba al hotel. Recuerdo que entré a mi cuarto. Que me dormí. ¡Había sol! IMG_0809.JPGA las muchas horas me desperté para darme cuenta de la borrachera que nos pusimos ¡con tres o cuatro margaritas! Algo les pusieron, seguro. O ya estoy ruco. O mi nombre no es Alejandro.
En fin. Faltaba este colofón. En la mañana, hecho un guiñapo, tomé el avión al DF y la vida acá continuó su curso. Dormí.
En mi oficina, las cosas bien. Sigo con mareos de tierra, normales después de una travesía larga en un barco pequeño.
El Esperanza ha quedado atrás, y muchos amigos en él. Podrán leer en DIA SIETE de este domingo en ocho días (en algo como 11 días más) algunas historias que me guardé. Las recomiendo. A Ustedes, los que me siguieron por Internet, les completarán en cuadro.
Gracias por los mensajes. Gracias por sus comentarios. Gracias por seguirme en esta aventura. Gracias a Cecilia por la invitación.
Si una lección me dejó el viaje con estos chavos y no tan chavos, es que hay causas que valen la pena. Cambió mucho la idea que tenía de Greenpeace. Hay mucha nobleza, se los juro.
Ah, un consejo: si deciden por alguna razón unirse al movimiento, no den mi nombre, porque les van a querer cobrar las cervezas por adelantado.
¡Salud!

2 comentarios

  1. Sì, frìo… pero “bienvenido a casa”… Yo tambièn lo disfrutè… esperarè el final de la travesìa en Dia Siete…

    Abrazos y besos

  2. Alejandro: Deseo que para éstas alturas ya no sientas los mareos, ya tengas unas 10 cajetillas de cigarros consumidas y menos frío. Hoy viernes hace menos que el días anteriores. Te dare una clave, última antes de decirte mi nombre, con ella estoy segura de que sabrás quién soy. No me perderé tus crónicas en Día Siete. La clave: trabajamos juntos en El Universal, cuando recién llegaste. Abrazo.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Alejandro Páez Varela » Blog Archive » NUEVOS WALLPAPERS, Y LOS VIEJITOS - [...] Iré agregando nuevos wallpapers. Los últimos que agrego ahora son de Washington y de Mérida. Hay varios de otro…

Responder a Excompañera de Trabajo Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

Mis destacados

Paracaidas que no abre

Unafuente.com

Buscador

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Sígueme

Seguir @paezvarela en Twitter.